Salta no sólo cuenta con estos tradicionales circuitos, sino que también ofrece una gran variedad de productos turísticos, entre los que cabe citar:

▪ Actividades de turismo activo, como trekking y travesías 4 x 4 a través de los diversos paisajes que ofrece Salta.

▪ Avistajes de Aves en el Parque Nacional el Rey.

▪ Hacer mountain bike o cabalgatas para recorrer los valles y quebradas en grupo de amigos o con la familia.

▪ Practicar Deportes en el Dique Cabra Corral, incluyendo raffting en el Canòn del Río Juramento, navegación a vela en el espejo de agua, bunging, puenting, rappel y tiroleza.

▪ Seguir la Ruta del vino, visitando los viñedos y bodegas más tradicionales de los valles calchaquíes y degustando el sabor del torrontés, característico de la región.

▪ Efectuar Turismo rural, participando de actividades campestres en señoriales estancias o siguiendo la senda del caballo peruano.

▪ 
Practicar la Pesca Deportiva en los ríos del norte salteño, donde se conjugan escenarios exuberantes y ejemplares únicos de Dorados entre otras especies.

▪ 
Realizar Turismo religioso, siguiendo la ruta de las principales iglesias y parroquias cristianas, que constituyen tanto bellezas arquitectónicas como exponentes de la fuerte fe del pueblo salteño.

▪ 
Hacer Turismo Arqueológico y Antropológico, desandando el camino del inca (en la Provincia se encontraron tres de las momias más antiguas del mundo) y visitando yacimientos arqueológicos, museos y cuevas de pinturas rupestres.