En toda la Provincia trabajamos para darle a los salteños la posibilidad de permanecer en sus lugares de origen. Asegurándoles mediante inversiones en infraestructura social y productiva, viviendas dignas y los servicios básicos de salud, educación, luz, agua, gas, redes cloacales y viales.

Porque la pobreza limita las libertades humanas y priva a las personas de su dignidad, porque es un flagelo que va mas allá de la falta de ingreso, generando la deprivación de varias dimensiones, durante el gobierno del Dr. Juan Carlos Romero se trabajó para el desarrollo humano de los salteños.

Se focalizó en la expansión de las capacidades básicas de un ser humano: el de vivir una vida más larga, saludable y creativa, con acceso al conocimiento, al desarrollo cultural, disfrutando de un estándar decente de vida, con agua potable, redes cloacales, y luz.

Por el bienestar de los salteños hemos destinado importantes partidas del presupuesto provincial para revertir la colapsada infraestructura social y productiva de todo nuestro territorio. Se puso en marcha un eficiente plan de inversiones; para reactivar la producción local y para que todos se puedan beneficiar del crecimiento económico de su provincia, con el claro propósito de lograr que los más necesitados tengan acceso a los servicios sociales básicos que dan dignidad al ser humano.

 Infraestructura Social
 Infraestructura Productiva