La potencia eléctrica instalada en la Provincia aumentó un 48% como resultado de una política energética llevada a cabo durante la administración Romero.

Logramos que el 98% de la población de Salta cuente con electricidad, cuando en 1995, cuando asumimos al gobierno, la electricidad solo llegaba al 60% de los hogares Salteños.

Además la cantidad de clientes industriales se incrementó un 66% lo que indica un fuerte progreso en la producción local.

Terminamos la construcción de una importante red de media y baja tensión que alcanza los 2.700 km2.