“La inclusión social no es otra cosa que generar las condiciones adecuadas para que todos progresen 
y mejoren su calidad de vida día a día”
Juan Carlos Romero

Salta, como todas las Provincias del norte Argentino, han tenido históricamente una pobreza estructural. El país, desde siempre, ha elegido desarrollar sus inversiones en las zonas centrales y ha postergado el crecimiento del Norte Grande. De allí que fue necesario establecer un programa de infraestructura y de provisión de servicios básico para dignificar la vida de miles de salteños.

Hemos considerado el saneamiento y la provisión de agua potable como atención primaria de salud. Como lo demuestran los gráficos se han alcanzado niveles de cobertura en agua potablecloacas y servicio eléctrico muy superiores a la media nacional y en consonancia con parámetros mundiales.

La infraestructura social se materializó especialmente en el interior de la Provincia y si bien queda mucho por hacer, el salto cualitativo ha sido enorme. Salta pasó a ser ejemplo en toda Latinoamérica porque superamos ampliamente los porcentajes de acceso a los servicios básicos.

Hacia el final de la gestión se estableció un programa de gasificación en todos los pueblos del interior para vencer la injusticia, de saber que el gas esta debajo del suelo salteño pero no lo disfrutan sus habitantes sino que se traslada por gasoductos a los grandes centros urbanos.

Conexiones de Gas Domiciliario
Agua Potable & Redes Cloacales
Energía Eléctrica para cada hogar
Transporte Público
Viviendas
Salud