Hacia el 2007 la administración Romero había logrado que el 98% de los salteños cuente con electricidad, mientras que en 1995 la energía eléctrica sólo llegaba al 60% de los hogares salteños.

Hemos logrado que Salta tenga una importante red de media y baja tensión que supera ampliamente los 2.700 Km. y que la potencia instalada aumente casi un en 50%.

Desde el año 1996, se realizaron importantes inversiones tendientes a mejorar la calidad del servicio y las condiciones de seguridad de las instalaciones.

El total de las inversiones ascendió a 159 millones, de las cuales el 91% fue dirigido a modernizar los sistemas de distribución y generación de energía.

Se tendieron 2.700 Km. de redes en los sistemas de media y baja tensión, ampliando la cobertura de energía a lo largo de toda la provincia.