Durante el período 1995-2005 se quintuplicó la cantidad de viviendas construidas, beneficiándose a casi 100 mil salteños. Bajamos el histórico déficit habitacional de la Provincia.

Desde el comienzo del gobierno del Dr. Juan Carlos Romero, las obras con perfil social fueron una prioridad. En especial se apuntó a la solución del problema habitacional, porque la casa propia es la base indispensable para el logro de la vida digna de miles de familias salteñas.

Durante el período 1995-2005 se quintuplicó la cantidad de viviendas construidas, beneficiándose a casi 100 mil salteños. Bajamos el histórico déficit habitacional de la Provincia.

El Gobierno de Salta construyó y entregó 21.200 viviendas en los últimos 12 años, superando las dificultades y profundos cambios que afectaron a la política de vivienda en Argentina.

Planes de construcción de viviendas

Hacia mediados de 1998, a dos años de estar en el gobierno se habían terminado y entregado 6.791 viviendas y se comenzaron a construir otras 8.156 viviendas. Lo que genero 18.400 puestos de trabajo directo.

Se localizaron en el interior de la provincia el 72 % de las viviendas construidas, elevando la inversión anual por construcción de viviendas a 154 millones de pesos en el 2007, todo un récord en la región.

A fines del 2007 la administración Romero terminó su mandato con 8.500 casas y módulos habitacionales en construcción, y otros 6.400 en proceso de licitación, sosteniendo el crecimiento de la Provincia en material habitacional.

Se adjudicaron viviendas a 1.042 familias con integrantes con discapacidad o
enfermedades graves, superando incluso los cupos establecidos por ley.

La situación de los pueblos indígenas de la Provincia también fue contemplada,
respetando la diversidad cultural y atendiendo sus necesidades y características.

Con 96 cooperativas de trabajo que construyen urbanizaciones en 10
municipios, se dio solución laboral y habitacional de 1.500 salteños.

Con un plan, llamado “Familia Propietaria” se erradicaron definitivamente los asentamientos ilegales, dando lugar a nuevos barrios a los que se les ha ido incorporado paulatinamente servicios básicos.

Los títulos de propiedad de lotes fiscales entregados durante todo este tiempo, han regularizado la situación del 90% de las familias ocupantes de lotes en los asentamientos preexistentes.

Además se implementó una fuerte política de regularización de asentamientos emplazados en terrenos privados, coordinando y colaborando en el acercamiento y resolución de la cuestión entre familias allí asentadas y los propietarios, o adquiriendo la Provincia los terrenos para que de esa manera sus ocupantes obtengan las respectivas escrituras traslativas de dominio.

Resultados de las políticas aplicadas para la reducción del déficit habitacional

De acuerdo al Censo Nacional de Población y Vivienda 2001 (CNPV 2001), la provincia de Salta poseía un stock de 230,024 viviendas, unas 54,973viviendas adicionales al registro de 1991, lo que muestra un crecimiento medio anual del stock del orden del 2.8% 17. El crecimiento del menos dinámico en el período número de hogares (2.2%) determinó que la provincia logrará reducir su déficit habitacional del 9.47% en 1991 al 4.7% del total de hogares entre censos.

Cuando se compara a Salta con el desempeño regional se observa que la provincia avanzó por encima de las restantes provincias del NOA en la creación de nuevas viviendas, lo que le permitió cerrar el déficit habitacional por encima de lo registrado para la región.
Mientras que para Salta el déficit pasa de 9.5% de los hogares en 1991 a 4.7% en 2001, en el NOA pasó del 7% al 4.3% en el mismo período.

Al mismo tiempo, aún cuando existen importantes diferencias de nivel al comparar el déficit provincial con el del total del país,

Salta muestra un destacado desempeño en materia de reducción del déficit de viviendas a partir de una mayor tasa de creación de viviendas; mientras que Salta reduce su déficit en casi 5% del total de hogares, en el país este déficit se reduce en 1%.