Teatro Provincial de Salta

El Gobierno de la Provincia desarrolló un programa de recuperación y restauración del casco histórico y de los edificios circundantes, como el Museo de Arqueología de Alta Montaña, y el Museo de Arte Contemporáneo. La refuncionalización del ex Cine Teatro Victoria como Teatro Provincial de Salta, se concreta hoy como un hecho que completa una etapa de logros culturales, enriqueciendo la conservación de nuestro patrimonio arquitectónico.

El concepto primordial fue recuperar y reciclar este edificio, concebido en 1940 por el arquitecto Alberto Prebisch. Para ello, el teatro cuenta hoy con la más alta tecnología, situándolo a la altura de los más grandes del país. De esta manera, nuestra provincia será paso obligado de los más destacados espectáculos y artistas, reafirmándose como polo cultural del NOA.

El teatro cuenta con 3.850m2 de construcción, con mil 519 butacas, con la infraestructura y servicios necesarios para un óptimo funcionamiento. Asimismo, cuenta con un nuevo escenario, proscenio hidráulico, foso de orquesta, platea, palcos, súper pullman, camarines, sala de ensayos, montacargas, seguidores, máquinas de humo, modernos sistemas de sonido y espacios netamente técnicos como parrillas, cabina de control, hombro, puentes técnicos y servicio de boletaría computarizado, todo con tecnología de punta que garantiza la calidad buscada.

El proyecto priorizó la conservación del edificio tanto en sus materiales como en sus volumetrías, puesto que son característicos de una época con construcciones similares con el Cine Plaza de Tucumán y de Santiago del Estero y el cine teatro Gran Rex de Buenos Aires, diferenciándose el de Salta por aplicar materiales característicos de nuestro medio.

Las obras más significativas se realizaron dentro de la sala, dándole mayores dimensiones al escenario, con una boca actual de catorce metros de ancho por catorce metros de profundidad de escenario fijo, más cuatro metros de proscenio hidráulico que consta de dos partes móviles, que se elevan para óperas y obras teatrales por medio de dos pistones traídos de Italia.

Se incluyó además un tapete de danzas clásicas importado de Estados Unidos y la iluminación escénica se instaló de acuerdo con las últimas tendencias, incorporando cinco varas mecánicas, una motorizada, dos perchas laterales, una frontal y 240 reflectores. El quipo de tecnología audiovisual cuenta con proyectores de última generación y una pantalla cinematográfica levadiza. Todo esto se ve enriquecido con la inclusión de una cámara acústica concebida en Chile especialmente para las dimensiones del nuevo escenario.

La acústica se acondicionó mediante un estudio realizado por especialistas de Buenos Aires, lo cual permitió la correcta definición de ángulos y posiciones de tabiques acústicos dentro de la sala, de modo que el sonido resulte óptimo desde cualquier ubicación.

La inclusión de aire frío se realizó tomando parte de los viejos conductos de calefacción, agregando otros nuevos y suplantando las máquinas originales con la incorporación de máquinas modernas, logrando climatizar todos los sectores del teatro, aún aquellos que no contaban con sistema de aire acondicionado.

OBEJTIVO
El concepto primordial fue recuperar y reciclar este edificio, concebido en 1940 por el arquitecto Alberto Prebisch .Para ello, se reformo el teatro con la más alta tecnología, situándolo a la altura de los más grandes del país. De esta manera, nuestra provincia será paso obligado de los más destacados espectáculos y artistas, reafirmando a Salta como un polo cultural del NOA.
INVERSIÓN
El teatro cuenta con 3.850m 2de construcción, con mil 519 butacas, con la infraestructura y servicios necesarios para un óptimo funcionamiento. Asimismo, cuenta con un nuevo escenario, proscenio hidráulico, foso de orquesta, platea, palcos, súper pullman, camarines, sala de ensayos, montacargas, seguidores, máquinas de humo, modernos sistemas de sonido y espacios netamente técnicos como parrillas, cabina de control, hombro, puentes técnicos y servicio de boletaría computarizado, todo con tecnología de punta que garantiza la calidad buscada.El proyecto priorizó la conservación del edificio tanto en sus materiales como en sus volumetrías, puesto que son característicos de una época con construcciones similares con el Cine Plaza de Tucumán y de Santiago del Estero y el cine teatro Gran Rex de Buenos Aires, diferenciándose el de Salta por aplicar materiales característicos de nuestro medio.

Las obras más significativas se realizaron dentro de la sala, dándole mayores dimensiones al escenario, con una boca actual de catorce metros de ancho por catorce metros de profundidad de escenario fijo, más cuatro metros de proscenio hidráulico que consta de dos partes móviles, que se elevan para óperas y obras teatrales por medio de dos pistones traídos de Italia.

Se incluyó además un tapete de danzas clásicas importado de Estados Unidos y la iluminación escénica se instaló de acuerdo con las últimas tendencias, incorporando cinco varas mecánicas, una motorizada, dos perchas laterales, una frontal y 240 reflectores. El quipo de tecnología audiovisual cuenta con proyectores de última generación y una pantalla cinematográfica levadiza. Todo esto se ve enriquecido con la inclusión de una cámara acústica concebida en Chile especialmente para las dimensiones del nuevo escenario.

La acústica se acondicionó mediante un estudio realizado por especialistas de Buenos Aires, lo cual permitió la correcta definición de ángulos y posiciones de tabiques acústicos dentro de la sala, de modo que el sonido resulte óptimo desde cualquier ubicación.

La inclusión de aire frío se realizó tomando parte de los viejos conductos de calefacción, agregando otros nuevos y suplantando las máquinas originales con la incorporación de máquinas modernas, logrando climatizar todos los sectores del teatro, aún aquellos que no contaban con sistema de aire acondicionado.