La necesidad de la construcción de Capital Social, fue una de las estrategias para resolver los problemas sociales de Salta, ya que la experiencia mundial indica, que existen mejores resultados sociales y a un menor costo económico cuando el capital social de una comunidad se encuentra desarrollado.

Siguiendo el pensamiento de Bernardo Kliksberg (2002)*, quien se refiere a un estudio de la universidad de Harvard que detectó “que el capital social está formado por el grado de confianza interpersonal de una sociedad, las normas de comportamiento colectivo y la densidad de su sociedad civil.” Se sabe que a mayor inequidad mayor desigual en la sociedad, y como resultado de ello será más débil su capital social, lo que genera más individualismo y disminuye la participación ciudadana en asociaciones. Promovimos la idea de que la solución a los problemas sociales no pasa sólo por la intervención del Estado y el financiamiento adecuado y necesario, sino fomentando también la presencia de la sociedad civil a través de sus organizaciones.

La participación de las organizaciones de la sociedad civil, en el diseño, gestión y control de las políticas sociales ha demostrado mayores éxitos en la concreción de los proyectos sociales, logrando que a mayor descentralización de los mismos, o sea mientras más cerca estén de la gente, mayor será el éxito del mismo. Requiriendo por lo tanto en la política social y el gerenciamiento de los proyectos un enfoque diferente del tradicional.
* KLIKSBERG, Bernardo. 2002. Hacia una economía con rostro humano. 2° Edición. Fondo de Cultura Económica de Argentina S.A. Buenos Aires. Argentina