La economía de Salta ha registrado en el período 1995-2007 tasas de crecimiento económico superiores al resto de las provincias de la región y al total país (1).

(1) El Desempeño Socioeconómico de Salta, 1994-2007, FIEL. Noviembre, 2007
EVOLUCIÓN DEL PBG

En el período 1994–2006, la Provincia registró un crecimiento de su producto geográfico (PBG) de 2.7% anual, algo mejor que el crecimiento registrado en el período previo, ya que entre 1986 y 1994 Salta crecía al 2.5% anual.

Es importante poner estas tasas de crecimiento en contexto. Durante los años1986 y 1994 el país creció aproximadamente a un 2.8% anual, y el resto de las provincias del NOA(2) a un 2.9%, por lo que Salta en ese período, se estaba rezagando creciendo al 2,5%.

Entre los años 1994 y 2006, el país creció al 2.3% y el resto de las provincias del NOA a 2.2%, por lo que Salta a 2.7% creció más rápidamente que el país y el resto del NOA.

De hecho, de las 24 jurisdicciones, hacia 2006 Salta ocupaba el segundo lugar en términos de mayor tasa de crecimiento (empatando con Misiones y Chubut, y sólo siendo superada por Santiago del Estero).

Sin embargo, cuando se analiza el producto per capita, Salta muestra una realidad muy distinta, pasando del segundo lugar al treceavo, debido a su relativamente alta tasa de crecimiento poblacional.

Tasas de Crecimiento

Tasa de Crecimiento Anual
PBG real
PBG real per capita
Población
1986-1994 1995-2006 1995-2006 1995-2006
Salta 2.49% 2.69% 0.68% 1.83%
Resto del NOA 2.88% 2.28% 0.64% 1.63%
País 2.80% 2.31% 1.10% 0.84%
Pcia con mejor 3.02% 2.68% 2.83%
Pcia con peor 0.16% -3.15% -0.73%
Fuente: Elaboración propia en base a datos del INDEC y Ministerio de Economía

En términos per cápita, entre 1994 y 2006 Salta creció al 0.84% anual y per cápita, tasa que si bien se ubica por encima de la registrada para el NOA (0.64%), está por debajo de lo registrado para el total el país (1.28%) en el mismo período.

Como se mencionó anteriormente, durante los últimos años la economía de Salta creció a una tasa más alta que el país, alcanzando casi $14.000 millones de pesos (PBG 2007) pero debido a su fuerte crecimiento poblacional el PBG per capita creció a una tasa mucho menor que el total país.

(2) Las provincias del NOA son Salta, Santiago del Estero, Tucumán, Jujuy, La Rioja y Catamarca.

CRECIMIENTO POBLACIONAL

Durante la administración Romero, la provincia de Salta creció a tasas anuales que alcanzaron niveles de crecimiento que no ocurrían desde 1914. Entre 1970 y 1991 la población de Salta creció al 2.7% anual, mientras que la población del país creció al 1.7%.

 Entre 1991 y 2001 se observó una reducción en la tasa de crecimiento que fue mucho más marcada para el total país (36%) que para Salta (18%). Esta menor reducción de la tasa es consecuencia de una menor caída en la tasa de natalidad, efecto amplificado por una mayor baja en la tasa de mortalidad en Salta.

Por el mayor crecimiento, la densidad poblacional se incrementó más en Salta que en el total país, pasando de 5.6 habitantes por km2 a 7 habitantes por km2, un incremento del 25%, mientras que para el total país el incremento fue del 14%.

Como consecuencia, Salta tiene una pirámide poblacional con una base mucho más amplia,
31,3% de su población tiene menos de 14 años y sólo 6.8% más de 65 años, mientras que para el
total país estos valores son 25.7% y 10.2% respectivamente.

Además de que en Salta se puede observar un crecimiento poblacional mayor, en la provincia se registró uno de los proceso de urbanización más importante. Así mientras que en Salta en 1991 el 79% de la población era urbana, en 2001 este porcentaje era de 83% (para el total país pasó de 87,2% a 87%), lo que implicó una tasa de crecimiento media anual de 2.6% para la población urbana salteña en comparación con un crecimiento de 1.3% para el total país.

La diferencia más notoria es en la tasa de natalidad, donde Salta tiene una tasa 32% mayor al total país. Además la provincia es actualmente receptora de migrantes internos y externos, mientras que en el NOA, salvo Catamarca y La Rioja, son todas provincias expulsoras de población.

TENDENCIA DE CRECIMIENTO ECONÓMICO

Durante el período 1995-2007 la economía salteña muestra un crecimiento de largo plazo mayor al crecimiento promedio y total del país.

El despegue de Salta se evidencia hacia mediados de los años 90’, cuando en una tendencia generalizada hacia un menor crecimiento económico de largo plazo, Salta logra una caída menor. La diferencia se hace notoria hacia 1998, donde Salta muestra una tasa de crecimiento de largo plazo un 60% mayor a la del total país, y un 36% superior al resto de las provincias del NOA.

Este diferencial se mantiene hasta el año 2003. A partir de este año se revierte esta tendencia y se logran tasas de crecimiento de largo plazo mayores, pero que no alcanzan a los niveles existentes antes de la crisis. En esta recuperación del potencial de crecimiento, el país y el resto del NOA tienen un incremento mayor al de Salta, acortándose los diferenciales de crecimiento. De todos modos Salta mantiene una diferencia positiva: en 2005 su tasa de crecimiento era un 24% mayor al total país y un 7% mayor al resto de las provincias del NOA.

A la tasa potencial actual de 2.6%, a Salta le llevaría aproximadamente 27 años poder duplicar su producto; mientras que para el país (con una tasa de 2.4%) le llevaría casi 30 años (3).

(3) El Desempeño Socioeconómico de Salta, 1994-2007, FIEL. Noviembre, 2007.

TENDENCIA DE LARGO PLAZO
TASA DE CRECIMIENTO DE LARGO PLAZO

El escaso crecimiento económico de Salta está en línea con lo evidenciado para todo el país, y no está muy lejos de las provincias que más han crecido en el país. La diferencia está en el crecimiento poblacional, el cual en Salta ha sido históricamente el porcentaje más elevado que para el promedio del país.

POBREZA & DISTRIBUCIÓN DEL INGRESO (4)

Salta tiene elevados niveles de pobreza, a pesar de tener indicadores educativos en línea con el promedio del país. Durante los últimos años la reducción de la tasa de pobreza en la provincia ha sido similar a la reducción observada a nivel país.

Lo que cabe resaltar es que Salta mantiene niveles de pobreza similares a los existentes a  1993, a pesar de haber mejorado notablemente su nivel de capital humano.

De acuerdo al coeficiente de Gini (5), Salta se ubicaba en 1994 décima entre los 20 aglomerados analizados, y mantuvo su posición relativa en 2007.

En ambos casos, la distribución del ingreso lograda en Salta fue mejor que la lograda para el total país, y muy cercana al promedio obtenido en otros aglomerados.

Es decir que la evolución de la distribución del ingreso en Salta durante los últimos 12 años no escapó a la tendencia observada para el total país, perosufrió en mayor medida el efecto de la crisis 2001-2002. Sin embargo, el deterioro en la distribución del ingreso es algo común a todas las provincias del NOA. Mientras que entre el primer semestre de 2007 y mayo de 1995 Salta empeoró un 2.3%, Jujuy lo hizo en un 3.7%, Catamarca un 5.2%, Tucumán un 10.6% y Santiago del Estero un 11.2%. Por lo que en la región, la provincia de Salta muestra una mejora relativa.

Mediante este sitio web ponemos a disposición los resultados de nuestra gestión. Porque no hay democracia sin información, y porque toda gestión de gobierno debe rendir cuentas, sean excelentes o no tan satisfactorios los resultados.

Durante la administración Romero se  impulsó el desarrollo de toda la provincia, para transformar la realidad de los salteños construimos rutas, puestos sanitarios, caminos, escuelas, hospitales y redes energéticas.

Trabajamos día a día para transformar Salta, para activar una Provincia que se encontraba colapsada, Salta era considerada una “provincia inviable”.

Sabemos que queda mucho por hacer, que con 12 años de gobierno no podemos cambiar 500 años de historia, de marginación. La pobreza estructural de Salta lleva siglos inserta en la sociedad, pero con políticas de estado sustentables en el largo plazo la realidad de Salta comenzó a mejorar.

(4) El Desempeño Socioeconómico de Salta, 1994-2007, FIEL. Noviembre, 2007
(5) El coeficiente de Gini se ubica entre 0 y 1, 0 corresponde a una distribución del ingreso igualitaria, y 1 a una distribución del ingreso donde el decil más rico tiene todo el ingreso. De esta forma un incremento en el coeficiente de Gini representa un deterioro en la distribución del ingreso. Valores por encima de 0.4 son considerados muy altos.

EL MERCADO LABORAL

La Argentina se caracteriza por recurrentes ciclos macroeconómicos que afectan el nivel de empleo, desempleo, y los ingresos reales de los ocupados.

Desde los inicios de la década del 90, la población que participa del mercado laboral de Salta -ya sea que esté ocupada o no, ha observado un crecimiento sostenido, sólo interrumpido por las caídas registradas en los años 2002 y 2006. Este aumento, que resultó equivalente al 3,8% anual entre 1994 y 2007, significó que en ese lapso se incorporaran al mercado de trabajo 83.300 personas, un promedio de algo más de 6.400 por año (6).En ese lapso, se crearon 70.500 puestos de trabajo genuino.

Con todo, la tasa de desempleo (calculada como una proporción de una población que ha crecido, la PEA) en 2007 se ubicaba en 10,5%, algo por debajo de la tasa correspondiente a 1994. Un comportamiento similar se repite en la región del NOA, e incluso en el conjunto de los aglomerados urbanos del país.

Tasa de desempleo 1994 – 2006. Excluyendo planes

En el período bajo estudio, la variación en el empleo ha acompañado el ciclo de crecimiento del Producto Bruto Geográfico (PBG) de la provincia, aumentando en la segunda mitad de los años 90, contrayéndose fuertemente en la crisis de 2001-2002, y volviendo a recuperarse a partir de 2003.

Es destacable, que a lo largo de estos años, el aumento de la ocupación resultó proporcionalmente mayor a la expansión del nivel de actividad: mientras el PBG creció un 37% entre 1994 y 2006, el empleo genuino lo hizo en un 53%.

Lo que constituye un indicador que favorece las perspectivas en cuanto al dinamismo de la economía salteña, es que en términos de la población, con 39 cargos por cada 1000 habitantes, el tamaño del empleo público provincial en Salta se redujo entre 1994 y 2006, resultando además de los más bajos del país.

Empleados públicos provinciales por 1000 habitantes (2006)

La informalidad laboral junto con la desocupación se han transformado en el desafío más relevante a encarar en el mercado de trabajo, a partir del significativo crecimiento observado en todo el país en las últimas dos décadas.

Un elemento que juega a favor de la formalidad laboral en el mercado salteño es el bajo nivel de conflictividad judicial que se registra en relación a la mayoría de las provincias argentinas. Nótese, por ejemplo, que la relación juicios en riesgos del trabajo por cada 10000 trabajadores asegurados, se ubicó en 2,1 en el año 2006, mientras que el promedio nacional trepó por encima de 14.


(6)
 
El Desempeño Socioeconómico de Salta, 1994-2007, FIEL. Noviembre, 2007
(7)
 El Desempeño Socioeconómico de Salta, 1994-2007, FIEL. Noviembre, 2007