Los cultivos más relevantes de la provincia son:

 Tabaco: la producción provincial está dominada por la variedad de tabaco “Virginia”, se produce también la variedad “Criollo salteño”.
En la actualidad Salta aporta un tercio a la producción nacional y resulta ser la primera en la región del NOA, destacándose la dinámica de crecimiento de la producción en los últimos años.

 Azúcar: Los departamentos de Orán y General Güemes concentran la actividad de producción de caña de azúcar bajo riego. La actividad primaria
se encuentra integrada con la etapa de industrialización desarrollada por dos
ingenios, los cuales durante la década del 90’ llevaron adelante un fuerte proceso de inversión que involucró la ampliación de la superficie
implantada.

 Vid: Durante la década del 90’ la actividad vitivinícola de la provincia comenzó
un proceso de reconversión dirigido a mejorar la calidad de sus productos y para aumentar el posicionamiento de sus productos en los mercados internacionales. A su vez las importantes inversiones tecnológicas permitieron que la región pase de tener 1.740 has. implantadas en 1995, a 2.050 has. en 2006.
En la evolución anual global de superficie de viñedos durante el período comprendido entre los años 1994 – 2005, se observa que la Provincia de Salta ocupa el 2do. lugar en el país en variación positiva con un incremento del 22,88%
(1). La producción de vinos aumentó pasando de 17,8 millones de litros en 1995, a 18,3 millones de litros en 2008.

El desarrollo del sector vitivinícola tuvo un alto impacto en el sector turístico y de las artesanías de los Valles Calchaquíes. Se creó en Salta la Ruta del Vino, con el propósito de unir varios pueblos de los Valles, potenciando un turismo temático de gran interés a nivel mundial.

 Algodón: desde 1993 la provincia ha estado contribuyendo a la expansión del cultivo en el NOA y registrando una importancia creciente, la crisis sectorial de principios de la
presente década impulsó la rotación hacia cultivos de mayores rendimientos y menores costos, tal el caso del maíz y la soja. La crisis significó una reducción de casi un 500% en la superficie cultivada desde mediados de los años
90’ al año 2007.

 Soja: Las condiciones de los mercados internacionales han favorecido el corrimiento de la frontera del cultivo, lo que conjuntamente con la caída de la rentabilidad de otros cultivos tradicionales (algodón) ha estimulado en los departamentos del sudeste de la provincia la introducción creciente del cultivo de soja desde mediados de la década pasada.
El cultivo de soja registra una superficie mayor al 60% de la cultivada con granos en la provincia, y ha estimulado la realización de importantes inversiones, entre las que se destaca
la planta de clasificación de semillas realizada  durante el año 2001.

 Cítricos: desde la década de los noventas la superficie plantada de cítricos tuvo un continuo crecimiento, duplicándose al presente. Entre los cultivos se destaca el pomelo que ocupa el 50% de la superficie, y los cultivos de naranja, que le siguen en importancia por extensión territorial.

(1) “Evolución de la Vitivinicultura Argentina”. Instituto Nacional de Vitivinicultura.