Durante la administración Romero, Salta vivió un proceso de recuperación del sector agropecuario, en el cual se fue extendiendo la frontera agropecuaria, poniendo en marcha proyectos generadores de riqueza en lugares de la Provincia que antes no eran explotados.

Se impulsó éste sector de la economía en un marco de sustentabilidad y previsibilidad jurídica, como el que aporta la ley provincial de Medio Ambiente, pionera y modelo para muchas provincias argentinas.

En el año 1994 la provincia contaba con 441,000 cabezas, hacia el año 2007 la provincia había registrado un considerable crecimiento de su stock de ganado bovino alcanzando unas 870,000 cabezas de bovinos, la tasa de crecimiento fue del 93%.

El rodeo bovino representa el 68% de las cabezas en la provincia, mientras que los caprinos y ovinos le siguen en importancia. El 17% equivalen a 224 mil cabezas de caprinos, y el 14% a 151 mil ovinos).

POLÍTICAS PARA EL DESARROLLO GANADERO

A pesar de que la Provincia no alcanza a autoabastecerse, las políticas concretas que se dirigieron a incrementar la productividad en el sector permitieron el corrimiento de la frontera agrícola. Lo que nos asegura el acceso a nuevas tierras productivas a partir de la implementación de paquetes tecnológicos de uso
difundido.

Las perspectivas del sector son muy favorables, ya que en la Provincia de Salta existen más de 4.000.000 de hectáreas que pueden ser incorporadas a la ganadería con bajos costos, sobre la base de tecnologías recientemente incorporada con una preservación de los suelos que brinda excelente receptividad. Es en las zonas semiáridas, donde existe mayor potencial de desarrollo de la ganadería con bajos costos de tierra y recursos humanos idóneos.

La posibilidad de contar con áreas bajo riego, para la producción de pasturas de leguminosas y gramíneas, la producción de granos de maíz y sorgo uranífero entre otros, los silajes y otros componentes fundamentales de la dieta, determinan la posibilidad de realizar un ciclo ganadero completo, con ganancias de peso comparables con las mejores zonas del país.

Desde el Gobierno Provincial pusimos a disposición del productor herramientas necesarias para el desarrollo ganadero. A través de la Ley de Fomento Ganadero Nº 7124, se proporcionaron una serie de beneficios para aquellas inversiones en proyectos que incrementen en forma efectiva la producción en el territorio provincial.

Avanzamos sustancialmente en la regularización del mercado cárnico ganadero con la mejora de las condiciones de faena de la provincia en lo que respecta a la adecuación de los mataderos conforme a las exigencias de la Ley Provincial de Carnes Nº 6902, unificación de guías, tasas de inspección veterinaria y un Registro Provincial de Operadores de Carne. Brindamos las condiciones de mercado más propicias para el desarrollo de la actividad ganadera y su máxima rentabilidad. El insuficiente abastecimiento para cubrir la demanda local y los potenciales mercados de exportación otorgan un amplio margen para el crecimiento de la ganadería en el territorio salteño.