La administración Romero organizó la situación fiscal de la Provincia. Cuando finalizó el gobierno a fines del 2007 el gobierno de la provincia tenía un importante nivel de liquidez neta de $277,1 millones, resultado de saldos monetarios positivos en cuentas corrientes bancarias, en deuda de Tesorería y en cheques diferidos.