Durante la administración Romero se trabajó para que los salteños confíen en los mecanismos policiales que aseguran el orden y previenen la comisión de delitos.

Nos preocupamos para que el ciudadano tenga la certeza de que esta bien protegido a través de un servicio policial eficaz y permanente.

Elaboramos un Plan de Infraestructura Penitenciaria, previendo la construcción de la Alcaidía de Orán, y la Alcaidía de Detenidos de Capital, con capacidad para cuatrocientos internos y la construcción de la cárcel de Orán y el Instituto de Menores construido en las inmediaciones del edificio del Poder Judicial se impulso. Además junto a representantes de la fuerza de seguridad proyectamos la modificación de la Ley Orgánica Policial.

Razón de ser de las Alcaidías

Impulsamos la creación de alcaidías en la Provincia de Salta para que no haya más detenidos en los calabozos de las comisarías salteñas. Lo que cumple con un viejo reclamo de los organismos de Derechos Humanos y de distintos sectores de la sociedad.

Sin presos en las comisarías, el personal de policía que se utilizaría para custodia de los detenidos, sale a recorrer las calles para mantener la seguridad en la Provincia.

Acciones Concretas
▪ Avanzamos con un Plan de Seguridad Preventiva. Incorporamos más personal policial y penitenciario. Exigimos capacitación constante. Construimos nuevos edificios e invertimos en tecnología y equipamiento.

▪ Implementamos el Sistema de Emergencias 911 que permite gestionar y atender situaciones de emergencias policiales, médicas, de bomberos e incidentes civiles, en la ciudad de Salta y alrededores.

▪ El tiempo de respuesta del 911 es de no más de siete minutos y cuenta con personal propio, cincuenta vehículos y un helicóptero afectado al servicio. Su tecnología es de la más avanzada del mundo, con comunicación digital y sistema satelital de localización y seguimiento de los móviles afectados al sistema. Ofrece estadísticas actualizadas y una correcta visualización del mapa del delito.

Inversiones en Infraestructura

Los avances en infraestructura durante los últimos años de gestión fueron: la Alcaidía de Procesados y Detenidos de la ciudad de Salta, la ampliación de la cárcel de Tartagal y la cárcel de Orán.

Con esas obras ampliamos la capacidad carcelaria de la Provincia en más de ochocientos internos.

Las tareas enunciadas, junto a la acción de la Secretaría de Justicia y Derechos Humanos con sus más de veinte visitas de inspección a unidades carcelarias y más de doscientas visitas a dependencias policiales, permitieron el correcto equilibrio entre derechos y seguridad ciudadana.