La Provincia de Salta se encuentra ubicada al norte de la República Argentina, posee una superficie de 15.548.800 Has. y ofrece los contrastes más notables que van desde la aridez de la puna y las bajas temperaturas de las altas cumbres, que superan los 20º bajo cero, hasta la majestuosidad de las selvas de Yungas y los llanos del Chaco ubicados en el polo de calor de Sudamérica, donde la temperatura sobrepasa los 40º centígrados.

Las riquezas culturales y naturales de la Provincia han llevado a que los esfuerzos de Conservación se vean reflejados en la existencia de Áreas Naturales Protegidas, las cuales se encuentran distribuidas en todo el territorio provincial intentando preservar valores naturales y culturales únicos en la región.

Es necesario mencionar que en el territorio Provincial existen áreas protegidas que son gestionadas por otros organismos, sean estos nacionales, municipales o de otras instituciones.

Es así que en la Provincia no sólo existen las unidades de conservación que dependen del Gobierno de la Provincia de Salta y que se encuentran en su jurisdicción, sino también confluyen diferentes tipos de organismos que gestionan Áreas Protegidas; esto lleva a que existan diferentes niveles de desarrollo y criterios de manejo de cada una de las áreas, según la institución que las administra.  

Salta además, posee la ley de protección ambiental más rígida del país, lo que ha sido reconocido por los especialistas más prestigiosos y ha provocado también las consultas de otros distritos para incorporar esta legislación en otros territorios.

La historia de las áreas naturales protegidas en la Provincia se remonta al año 1967 cuando se crea la primera unidad de conservación, siendo ésta declarada por Decreto Provincial Nº 3.489 denominada Bosques Protectores, de allí en adelante se han continuado declarando Áreas Protegidas casi de manera permanente; pero es en los últimos seis años (2000-2007) que la Provincia de Salta llevó adelante la gestión de los espacios naturales protegidos con mayor impulso; no sólo en cuanto a la creación de nuevos espacios, sino también en cuanto al nivel de manejo de los mismos.
 
Es así que en el año 2000 a través de la Ley Nº 7.070 de Protección del Medio Ambiente de la Provincia de Salta, se establece el marco adecuado para la creación de un Sistema de Áreas Protegidas de la Provincia; de esta manera y en el mismo año a través de la Ley Nº 7.107 se crea el Sistema Provincial de Áreas Protegidas (SIPAP), cuya función es: Promover el manejo, gestión y protección efectiva de Parques, Reservas, Monumentos Naturales y Culturales de la Provincia. 

 En la actualidad la Provincia de Salta cuenta con 19 unidades, las cuales suman una superficie total aproximada de 2.397.953 Has, que representan el15,3 % del territorio de la provincia y que mantienen muestras representativas de las diferentes eco-regiones de la provincia conservando de esta manera valores naturales y culturales para las generaciones presentes y futura. Si se considera el 1,5% que representan los Parques Nacionales, el porcentaje total de territorio protegido asciende al 16,8%, el más alto del país. 

En relación con la cantidad de Áreas Protegidas creadas se pueden identificar dos momentos de mayor actividad: uno es durante la década de los noventa y el otro corresponde a los últimos 6 años. Estos dos momentos han permitido que el
número de áreas protegidas alcance su mayor expresión representando juntas el 70% de las unidades declaradas a lo largo de la historia de la Provincia.

Este análisis permite inferir que los últimos seis años han representado el momento histórico de mayor auge, en cuanto a creación de espacios protegidos, no sólo por la superficie afectada sino también por el número de unidades designadas como Áreas Protegidas. En gran medida esta política de estado ha sido estimulada a partir de la Promulgación de la Ley Nº 7:107 del Sistema de Áreas Protegidas de la Provincia de Salta.

En este contexto la Provincia establece los criterios técnico básicos para la gestión y conservación de las Áreas Protegidas de su jurisdicción, se inicia un proceso de regularización de las áreas existentes y nuevas incorporaciones de tierras públicas al sistema de protección de Áreas Naturales Protegidas.

Las Áreas Protegidas son territorios públicos o privados en estado natural o con diferentes grados de intervención que se encuentran comprendidos dentro de límites bien definidos, que están bajo protección legal y sometidos al manejo especial, con el propósito de alcanzar uno o más objetivos de preservación y/o conservación de los ecosistemas.