La Provincia de Salta es la provincia argentina que mayor cantidad de pueblos indígenas alberga en su territorio, en ella habitan los pueblos TOBA, GUARANI, CHANE, CHOROTE, TAPIETE, CHULUPI, WICHI, DIAGUITA CALCHAQUI y KOLLA.

Adelantemos ya que la cuestión indígena ha dejado de ser un tema exclusivo de las comisiones o autores dedicados a atender o investigar los temas relativos a la vulnerabilidad social, a la protección contra abusos y atropellos, aún cuando hoy tales iniquidades y arbitrariedades sean una realidad dolorosa padecida por muchos de los miembros de los pueblos indígenas. A través del avance que han venido experimentando las normas jurídicas nacionales, provinciales y las internacionales, podemos constatar un acentuado cambio en los términos y en el ámbito de los derechos de los pueblos originarios, en el sentido de su afirmación legal y política, y una correlativa superación de las actitudes paternalistas de antaño, más allá de atender a sus necesidades básicas en tanto ciudadanos y residentes de nuestro suelo*.

Con esta nueva visión se dejó atrás una actitud asimilacionista que tendía a borrar diferencias y que de ese modo despreció, devastó, borró cosmovisiones milenarias en aras de una homogeneidad despersonalizada y despersonalizante. Por el contrario, las nuevas normas se afirmaron sobre una integración respetuosa de las diferencias que enriquecen a la sociedad y al Estado. Se dio un paso decisivo en pos de instaurar una convivencia intercultural.

La democracia prometió así un esplendor más intenso: todos estábamos incluidos sin tener que negar o abandonar nuestros orígenes. No somos una vulgar suma sino una comunidad plural.

La labor desarrollada durante nuestra gestión en la Provincia de Salta se puede concebir como una actividad vinculada a los valores antes apuntados centrándose en el reconocimiento de derechos, así nuestra labor se tuvo su eje principal en la regularización de la propiedad de la tierra en la que los mismos habitan habiéndose entregado en propiedad comunitaria casi un millón de hectáreas a diversas comunidades. Se desarrollaron también emprendimientos de construcción de viviendas, en diferentes comunidades tales como: Misión San Francisco ( Pichanal ), Lapacho I (Tartagal), Misión La Mora (Tartagal), Misión Km. 6 (Tartagal), Misión Tranquitas (Tartagal), Misión el Pozo el Chanar, Misión Pozo el Chanar II, Villa Primavera, Misión la Cortada, Pluma de Pato, Misión Wichi, Pozo Salado y Nueva Esperanza, Agua Muerta-el Breal, Misión Sol Naciente-La Unión, San Felipe, Lote 26, Misión la Paz, Kilómetro 2, Misión la Gracia, Kilómetro 1, Comunidad Inate (Alto la Sierra), Lantawo (Alto la Sierra), la Junta, Monte Verde, Misión Dragones, Carboncito, Misión Chaqueña, Misión La Horqueta, La Paloma, La Golondrina y Kilómetro 6, todas pertenecientes a los Departamentos de Rivadavia y San Martín y en la Comunidad Organización Pueblo Guaraní de Pichanal.

El dia 17 de Octubre de 2005, fué inaugurada la casa central del Instituto Provincial de Pueblos Indígenas de Salta en Tartagal, que no contaba con sede propia hasta entonces, allí se despliegan diferentes actividades relacionadas con la cultura y desarrollo de los pueblos Indígenas de la región. A su turno en Noviembre de 2007 fue inaugurada la obra de la nueva Sub Sede Salta de la misma entidad.Por otra parte, se realizaron también en Salta, diversos Foros, Jornadas y Encuentros vinculados a la Cultura, al Derecho y a la Educación Intercultural Bilingüe de Enseñanza Indígena.

 

REGULARIZACION DE LA PROPIEDAD DE LA TIERRA

mapa_regularizacion_propiedad_tierra