La socialista Michelle Bachelet juró como presidente de Chile el sábado, sucediendo en el cargo a Ricardo Lagos. Estuvieron presentes más de 120 delegaciones de todo el mundo y hubo más de 800 invitados. El gobernador Romero asistió a la ceremonia. La flamante mandataria visitará la Argentina entre el 21 y el 22 de marzo.

En Valparaíso, Michelle Bachelet se convirtió en la primera mujer presidenta del país vecino, en un acto de asunción encabezado por el titular del Senado y ex mandatario, Eduardo Frei Ruiz, quien le tomó juramento y le colocó la banda presidencial ante la mirada atenta de 120 delagaciones de todo el mundo y el Parlamento en pleno.

La socialista Bachelet sucede en el cargo a Ricardo Lagos, quien le entregó la misión de continuar la tarea de los tres gobiernos anteriores de la Concertación Democrática, la coalición de centro-izquierda que hace 16 años reemplazó a la dictadura de Augusto Pinochet.

Como estaba previsto, al mediodía del sábado comenzó el acto de asunción en la sede del Parlamento chileno en Valparaíso.

Bachelet se convirtió así en la primera mujer en llegar a la presidencia en Chile, cargo en el que la antecedieron 46 hombres en casi 200 años de vida republicana.

La mandataria asumió ante una treintena de gobernantes de América Europa y Africa y 120 delegaciones de distintos países del mundo, entre ellos el Príncipe de Asturias, Felipe de Borbón, que vestía de luto por conmemorarse hoy el segundo aniversario de los atentados terroristas del 11-M en Madrid.

En el Salón de honor del Congreso se encontraban también los presidentes de Argentina, Néstor Kirchner; Bolivia, Evo Morales; Brasil, Luis Inácio Lula Da Silva; Uruguay, Tabaré Vásquez; Perú, Alejandro Toledo; Venezuela, Hugo Chávez, varios mandatarios centroamericanos y la primera ministra de Nueva Zelanda, Helen Clark, entre otros.


Los actos de traspaso del mando continuaron con un almuerzo de honor que ofreció la presidenta en el palacio de Cerro Castillo, la residencia presidencial de verano, a los mandatarios e invitados extranjeros, tras lo cual regresará a Santiago para comenzar a trabajar.